La importancia de la formación para el profesional del videojuego

Los inicios de los videojuegos permitían que una sola o pocas personas pudieran desarrollar un videojuego desde su propia habitación, casa o local. De ahí todos conocemos lo que fueron o son ahora grandes compañías como EA, Activision y Atari, por nombrar algunas…

A mediados de los años 90 la industria del videojuego empezó a profesionalizarse y ofrecer juegos cada vez más grandes y de mejor calidad. Esto fué debido, por un lado al auge y popularidad de éstos, y por otro por la rápida evolución de la tecnología.

Hace 20 años un videojuego AAA para consolas se podía desarrollar con un equipo de menos de 25 personas, hace 10 años ya se necesitaban entre 50 y 100 personas, y ahora son necesarias más de 250, e incluso hay títulos que requieren más de 500 personas. En el caso de los videojuegos para móviles se están triplicando los recursos que eran necesarios hace 10 años.

Ésto, junto con la aparición de nuevos dispositivos cada vez más potentes (videoconsolas, PCs, móviles o tabletas, etc.), y nuevos periféricos (Realidad Virtual…), ha hecho que las empresas de videojuegos tengan que estar continuamente evolucionando y adaptándose, necesitando equipos de producción cada vez más grandes, con perfiles mejor formados y especializados para poder competir y diferenciarse del resto. Es lo que llamamos la “revolución digital”.

En este sentido es clave que los futuros profesionales, que ahora son estudiantes, tengan la formación que requiere y requerirá la industria y estén preparados para enfocar el mundo laboral de la mejor manera posible.

En respuesta a estas necesidades, ENTI-UB no solo forma a futuros profesionales del videojuego en los campos de arte, diseño y programación, sino que ha iniciado una nueva fórmula educativa ofreciendo cursos de especialización impartidos por veteranos con una reconocida trayectoria profesional en la industria. Estos cursos están dirigidos a recién graduados y trabajadores activos.

En una industria en continuo cambio tecnológico, hay que estar a la vanguardia en el desarrollo, reinventándose y pensando siempre en la innovación.

David Darnés – coordinador del Área de Másters y programas de formación continuada en ENTI-UB, la Universidad del Videojuego.